¿Qué te pongo? ¿Lechuga con pesticidas o pollo a la lejía? ¿Manzanas chilenas o fresas de Marruecos? ¿No preferirías naranjas de Valencia, unos calçots de Valls, fresones de Aranjuez, embutidos ibéricos o un buen queso de Cabrales, y todo esto junto a una buena copa de vino de La Rioja? Desde su creación, ¡La Colmena Que Dice Sí! tiene como objetivo desarrollar los circuitos de distribución cortos para recuperar el sabor de nuestra tierra, luchar contra el cambio climático y reconectar a consumidores y productores.

¿Qué es un circuito de distribución corto? En España, la definición mayoritariamente aceptada es un tipo de comercialización de productos agrícolas que se lleva a cabo ya sea mediante venta directa del productor al consumidor o mediante la venta indirecta, con la condición de que sólo haya un único intermediario. 
¡La Colmena Que Dice Sí! es una iniciativa de venta directa entre productores y consumidores que se basa en tres principios esenciales:

  1. Los productores deben encontrarse a menos de
    250 km del lugar de distribución.
  2. Los productores fijan libremente el precio de sus productos.
  3. ¡La Colmena Que Dice Sí! no funciona como un intermediario sino como un facilitador de servicios
    (herramientas de comercialización, de facturación, de gestión...).

35 km Distancia máxima media que recorren los productores para entregar sus productos en las Colmenas.
600.000 Número de empleos que se podrían crear en la agricultura gracias a los circuitos cortos.
de 10 a 20 Veces más de petróleo necesario para transportar en avión fruta producida en otro continente, en comparación con fruta local y de temporada.
9.115 km Distancia recorrida por los ingredientes de un yogur industrial antes de llegar a nuestra nevera.